Autónomos

Autónomos
Proporcionar calidad en el servicio a los clientes individuales, y al mismo tiempo ser productivo y eficiente, es un desafío al cual se enfrenta continuamente un autónomo, tanto realices ventas de productos o servicios. Son personas que en muchos casos son los representantes locales de compañías y la vez los que producen las utilidades necesarias para adaptar el producto o servicio al cliente final para satisfacer las necesidades de los clientes individuales, al mismo tiempo que atienden a más clientes con mayor efectividad y eficiencia.
Durante los últimos años los complejos programas de computación han ayudado a que estas metas aparentemente distantes, desde las perspectiva de las limitaciones de los seres humanos se unieran para mejorar la administración de las tareas, control de los procesos, garantías y gestión de entrega tanto de productos como de servicios, para consolidad la satisfacción del cliente, asegurando una continuidad en la prestación de servicios, o en la fidelización de los clientes a lo largo del tiempo.
Hoy en día ya no solo se puede competir mostrando mayor eficiencia y recortando los costos de operación tanto en la contabilidad, manufactura o recursos humanos. Además también existen muchos factores a los cuales no se tienen el control hasta que los productos son servidos o entregados si bien son servicios. 
Debido a los grandes cambios sociales, políticos y necesidades de los mismos, cada vez es más necesario hacer uso de los medios sociales, publicidad en la red, segmentar al cliente objetivo, para aumentar la prestación de los servicios o la venta de productos a través de un buen marketing, para acercar de manera envolvente a un público determinado, con el fin de aumentar las métricas de ventas y disminuir lo máximo posibles las ventas frustradas. 
  • Establecer un cliente objetivo, la tarea del marketing no solo es elegir al cliente, sino ofertar una serie de ventajas competitivas frente a la competencia, haciendo atractivas nuestras ofertas o propuestas tanto de los servicios como de los productos.
  • Tener un guión del servicio o del producto, para poder ofertar correctamente sin olvidarse de ningún detalle, por que puede ser varios o únicamente un ventaja del producto, la cuál sea necesaria para convencer a un cliente para conseguir terminar la venta. 
  • Publicitarse en los medios digitales de una forma cercana, para poder llegar al público cercano, dentro de un perímetro de unos 30 kilómetros aumentando así la credibilidad de la tienda o de la prestación de servicios.
  • Establecer varios canales de comunicación, a través del teléfono, de la tienda y la web, para que los clientes tengan la posibilidad de comprar en cualquier momento.
  • Disponer de un método de actuación predefinida para cuando el cliente por cualquier razón necesite de medidas o atenciones especiales, con el fin de automatizar y gestionar mejor las incidencias.
Mejorar cada día es la meta para poder enfrentarse mejor a las situaciones futuras de forma ordenada, directa y eficiente, consiguiendo mejorar no solo la calidad del servicio o producto, mediante un eficaz método de atención al cliente, mejorando la manera de gestionar las incidencias recibidas. La realización constante de procesos de mejora, para conseguir automatizar lo máximo posible las ventas, promociones, temporadas o campañas. Dando relevancia e importancia a un buen marketing de servicio es tan importante como la de un marketing publicitario que coexisten a la vez y se retro alimentan al unísono, consiguiendo reforzarse y complementarse uno al otro para conseguir obtener muchas más ventas.