Marketing Online

Marketing Online
En término simple es una acción, un proceso o una ejecución, algo que no se puede ver, tocar o sentir transformándose en acciones y ejecuciones intangibles. Para ser más concretos son las acciones por las cuales se ponen en conocimiento público un producto o servicio con el fin de establecer una relación comercial. El marketing online es la herramienta más inmediata de poder llegar al público objetivo de la forma más rápida, eficiente y simple. Para convertir los resultados en algo tangible. Hoy en día existen métodos, herramientas para poder ver, tocar, aportando valor constante con un control simple y a la vez visible. Saber el efecto que eso causa en nuestra estrategia, contabilizando el rendimiento y aumentando el crecimiento tanto comercial como corporativo de nuestra empresa o proyecto. Hoy en día es fácil montar un tienda online y obtener ventas dentro del primer mes. Tener este tipo de eficiencia ayuda a que las empresas valoren mejor la inversión en los medios digitales obligando a la misma a tener una presencia más activa, constante y con visión de futuro. Conseguir los objetivos de ventas dentro del primer mes en la red, requiere de una larga experiencia dirigiendo proyectos de ventas acortando el camino entre el cliente y el vendedor.

Con base al sentido amplio de la simple definición de marketing online, es necesario disponer del tiempo necesario y presupuesto específico para desarrollar una estrategia o saber hacer de la empresa online para canalizar el éxito de cualquier página web. No existe ningún sector en el cual no se pueda hacer una estrategia comercial utilizando el marketing online, si es cierto que hay varios sectores que no pueden lanzarse a nivel internacional ni muchas veces nacional, aunque si se puede hacer gracias a los avances tecnológicos de muchas empresas que ofrecen servicios de publicidad online a lo que llamaremos el marketing local, donde podemos implementar una campaña en la que solo se incluya una ciudad o una provincia. Aumentando así la capacidad de oferta a través de un medio relativamente moderno sustituyendo a los medios clásicos de publicidad en cuartillas o panfletos, evitando el malgasto del papel a la hora de hacer buzoneo, y obteniendo resultados más tangibles y a la vez más económicos.

Gracias a esto crecen las posibilidades de contratación de servicios externos de marketing para los medios digitales, debido a que la idea es simple, pero su implementación requiere de unos aspectos técnicos complejos, donde los profesionales tienen la capacidad estructuración, desarrollo y experiencia necesaria para llevar su negocio a la red con éxito.

Es compatible con el sentido amplio de la definición que mencionamos, aquella que define a los servicios que prestamos e incluir todas las actividades económicas cuyo resultado no es un producto o construcción física, que generalmente se consume en el momento que se produce y que proporciona valor agregado al añadir aspectos ( como la convivencia, entretenimiento, oportunidad, comodidad, aprendizaje, ocio o salud ) que esencialmente son preocupaciones intangibles para quien los adquiere por primera vez. Esta definición también se ha empleado para deliniar el sector servicios de la economía:
  • Transporte y servicios públicos.
  • Transporte.
  • Tránsito de pasajeros local e interurbano.
  • Transportes terrestre y almacenes.
  • Distribuciones de agua y bebidas.
  • Transporte aéreo.
  • Tuberías, excepto las del gas natural.
  • Servicios de Transportación.
  • Comunicaciones.
  • Telefonía y telégrafos.
  • Transmisiones de radio y televisión.
  • Servicios de energía eléctrica, gas y sanitarios.
  • Comercio al por mayor.
  • Comercio al por menor.
  • Financieros, de seguros y bienes raíces.
  • Instituciones de depósito.
  • Instituciones financieras.
  • Corredores de valores, mercancías y servicios.
  • Agentes de seguros, corredores y servicios.
  • Bienes raices.
  • Sociedades instrumentales y otras compañías de inversión.
  • Otros servicios.
  • Hoteles y otros sitios de alojamiento.
  • Servicios personales.
  • Servicios empresariales.
  • Reparación, servicio y estacionamiento de automóviles.
  • Servicios diversos de reparación.
  • Cines
  • Servicios diversos de recreación y esparcimiento.
  • Servicios de salud.
  • Servicios legales.
  • Servicios educativos.
  • Servicios sociales.
  • Organizaciones y asociaciones.
  • Servicios diversos.
  • Servicios domésticos privados.
  • Instituciones gubernamentales estatales y locales.

Marketing de Servicios

Es importante aprender sobre el marketing de servicios, la calidad en el servicio y la administración de los mismos. Son muchas las fuerzas que han provocado el crecimiento de los servicios, y también muchas las industrias, empresas y personas que han definido el ámbito de los conceptos, los marcos de trabajo y las estrategias que delimitan su campo. Ayudando a establecer una economía basada en los servicios. El desarrollo de conceptos y estrategias de marketing de servicios han respondido, en primer lugar, al tremendo crecimiento de las industrias de los servicios y , en consecuencia, a que adquieran cada vez mayor importancia dentro de la economía de nuestro país y del mundo entero. La mayor parte del crecimiento absoluto en términos del número de empleos y el índice de más rápido crecimiento dentro de la información relativa al empleo se ubican en las industrias  de servicios, incluyendo también a las pymes y profesionales autónomos.

Otro indicador de la importancia económica de los servicios es el incremento de su comercio en todo el mundo. De hecho, mientras la balanza comercial de los bienes permanece en números rojos. Los proveedores de servicios de clase mundial, junto con muchas otras pequeñas empresas de servicios, exportan información, creatividad o tecnología que el mundo espera con avidez, aunque todavía no sepan como utilizarlo o la importancia que en un futuro van ha tener en sus propias vidas, por que gracias a un buen marketing pronto empezarán a formar parte de sus vidas. Existe un mercado creciente de servicios y su predominio es cada vez mayor en las economías de todo el mundo, no sólo en la de España. Como se podrá observar que el 60% del PIB español se basa en servicios dando empleo al 50%  de los españoles.

Cuando apenas comenzaba el desarrollo del campo del marketing online y la administración de los servicios, casi todo el interés y el impulso provenían de las industrias de servicios tradicionales tanto bancarios como de cuidado de la salud. Aunque las industrias de servicios tradicionales evolucionaron hasta alcanzar mayor competitividad, la necesidad de estrategias eficientes de administración y marketing todavía permanece. Sin embargo, en la actualidad otros sectores tanto tecnológicos como de manufactura, también reconocen la necesidad de prestar servicios de calidad con el propósito de competir en el ámbito mundial. Las grandes compañías se han percatado de que un alto porcentaje de su volumen de ventas y ganancias provienen de los servicios.

Las grandes compañías de electricidad, tecnología, telefonía e informática de consumo hasta hace pocos años solo obtenían sus ganancias de las ventas de sus productos, ahora procuran transformarse con rapidez en proveedores de servicios tanto para sus productos en materia de seguridad como para nuevos productos de servicios puros. Es lo que se conoce dentro de las empresas como la tercera revolución industrial, ofreciendo servicios con el propósito de impulsar el crecimiento de las ventas de sus propios productos, desde servicios de postventa para los productos que fabrica, servicios financieros para que sus clientes tengan la oportunidad de comprar sus productos, de transmisiones, consultoría o seguros.


Refinar Busqueda